Mitos y Realidades en Dermatología (I). El pelo

Mitos y Realidades en Dermatología (I). El pelo

 

En Dermatología, y supongo que en realidad en cualquier ámbito de la vida, existen muchos mitos que descansan en la "sabiduría popular" y son repetidos hasta la extenuación. Muchas veces son apuntaladas por campañas publicitarias con intenciones económicas o son grabadas a fuego en el saber popular por medios de comunicación que no son del todo precisos.

Hoy inauguro una serie de artículos de este blog con la intención de arrojar cierta luz en el campo que yo conozco, que es la Dermatología.

 

Y como acabamos de comenzar el otoño, creo que el tema idóneo para empezar esta serie de artículos es el de la caída del pelo. Empecemos, pues.

 

Realidades


El pelo y el folículo piloso

Lo principal que debemos saber es que actor importante es el folículo piloso, que es la estructura compleja encargada de formar el pelo. El objetivo del folículo piloso, por tanto, es formar el pelo así como servir de desembocadura de las glándulas sebáceas (las que forman el sebo de la piel) y de algunas glándulas sudoríparas en determinadas zonas del cuerpo (glándulas apocrinas).

 

Cada folículo esta sometido a un ciclo continuo de crecimiento y reposo, momento este en el que el pelo formado se desprende para dar cabida a un pelo nuevo que ese folículo piloso esta formando al comenzar un nuevo ciclo.

 

El ciclo folicular esta compuesto por 3 fases:

 

-Anágeno: Fase de crecimiento del pelo (entre 2 y 6 años).

-Catágeno: Involución del folículo y muerte celular de queratinocitos foliculares (pocas semanas)

-Telógeno: Fase de reposo y comienzo del nuevo ciclo (entre 2 y 4 meses)

 



En condiciones normales en torno al 15% de los folículos pilosos pueden estar en la fase de telógeno. Hemos comentado que durante esta fase se produce la caída del pelo para dar paso al pelo nuevo formado, así que es normal que haya una caída diaria de 100-150 pelos.

 

El ciclo folicular esta influido por múltiples factores internos (hormonas sexuales, corticoides, factores de crecimiento,...) y externos (múltiples medicaciones). Es muy habitual que se produzcan cambios importantes en dicho ciclo durante los embarazos y asociados a fiebre prolongada y estrés, produciendo un aumento del recambio del pelo (efluvio telógeno) pero estas circunstancias no acortan la vida del folículo piloso.


Cada folículo piloso tiene unos 20-25 ciclos foliculares. Según avanzamos en edad y se van produciendo estos ciclos foliculares, dicho ciclo se va acortando tanto en el tiempo como en el tamaño y profundidad del folículo, y como resultado en el grosor tamaño del pelo. Cuando vamos perdiendo el pelo, vamos viendo que el pelo cada vez es más fino y corto, hasta que finalmente el folículo se convierte en un folículo velloso (es decir forma un vello) similar al que puede haber en le piel del tronco de los niños. Un pelo que, a fin de cuentas, no es un pelo terminal y es imperceptible.


Lo que a la mayoría de personas preocupa, tanto a hombres como a mujeres, es quedarse calvo, sobre todo a una edad temprana, dada la función social importante que desempeña el pelo en nuestra sociedad.

La alopecia androgenética o calvicie común es un problema que afecta a un amplio sector de la población (sobre todo varones de raza blanca), y es el resultado de esta progresiva miniaturización del folículo piloso, produciendo en la práctica una desaparición del pelo en zonas amplias del cuero cabelludo. Este proceso también puede afectar a las mujeres aunque con un patrón distinto al típico masculino (entradas y coronilla que van fusionándose).

En general, en las mujeres se va produciendo un aclaramiento homogéneo en la zona central del cuero cabelludo, muchas veces sin llegar a una alopecia total, pero sí con una densidad capilar muy disminuida que deja ver el cuero cabelludo con facilidad.


Aunque se ha avanzado bastante en este campo, no existe hoy en día una solución contra la calvicie. Eso no significa que no haya tratamientos que puedan ayudarnos a ralentizar el proceso o a tratar de fortalecer el pelo que aún tenemos. Si tienes un problema de alopecia, te recomiendo que acudas a tu dermatólogo para que te aconseje antes de comprar alguno de los dos millones de productos     que existen y que probablemente no necesitas.



Mitos


1. YA LLEGÓ EL OTOÑO, ADIÓS PELO

No se nos cae el pelo en otoño como si fuéramos árboles. Es cierto que puede haber cierta variación estacional por la producción de hormonas esteroideas según la exposición solar. Se han descrito dos picos de caída:  en Agosto y en la primavera, si bien este hecho varía mucho entre las distintas personas

2.TENGO GRASA O CASPA EN EL PELO Y POR ESO SE ME CAE

La grasa en el cuero cabelludo o la caspa o descamación propia de la dermatitis seborreica, no produce aumento de caída del pelo. Muchas campañas publicitarias achacan a la obstrucción del orificio folicular la caída del pelo pero no es cierto. Lo que sí suele ocurrir es que una persona con cuero cabelludo graso o dermatitis seborreica tienda a tener alopecia también ya que ambos procesos están favorecidos por la susceptibilidad genéticamente determinada del folículo piloso a la acción de la testosterona y sus derivados


3. LA CULPA ES DE MI JEFE POR OBLIGARME A LLEVAR CASCO EN EL TRABAJO

Es otra falsa creencia. El pelo no se cae por llevar casco de trabajo o de moto o por usar gorras habitualmente. Lo que si ocurre con frecuencia es que quien empieza a quedarse calvo, usa más gorras para tratar de cubrir su alopecia incipiente

4. NORMAL QUE SE TE CAIGA EL PELO PORQUE USAS MUCHOS TINTES Y GOMINA

Estos productos tampoco van a producir una aceleración en la involución de los folículos. Lo que pueden producir son dermatitis de contacto en caso de que nos sensibilicemos a alguno de sus componentes, pero este hecho no produce alopecia


5. TE LO LAVAS A DIARIO Y TE SECAS CON SECADOR

El lavado de pelo frecuente y el secado con secador no hace que se nos caiga más el pelo. El pelo que se nos desprende durante el lavado es pelo en la fase de télogeno que tiene que desprenderse para dar paso a otro nuevo.El lavado frecuente y el secado "agresivo" puede producir irritación importante del cuero cabelludo, e incluso quemaduras, si no se hace con cuidado.

6. ESTOY MUY ESTRESADO

Como hemos dicho anteriormente, el estrés es un factor que puede inducir un aumento de folículos en fase de telógeno, por lo que es frecuente que haya más renovación, pero no está tan claro su efecto sobre la alopecia androgenética.


7. TU PADRE ES CALVO, TÚ TAMBIÉN LO SERÁS

Este axioma se cumple con frecuencia, pero afortunadamente para muchos, no siempre es así. La alopecia androgenética tiene un componente genético fundamental pero no somos copias exactas de nuestro progenitor sino la mezcla del material genético de nuestro padre y nuestra madre.

8. TU PADRE NO ES CALVO, ¡TE SALVASTE!

Por el mismo motivo, se explica la situación contraria, así que no cantemos victoria antes de tiempo.


9. CÓRTATE EL PELO QUE ASÍ PESA MENOS Y ADEMÁS SALE CON MÁS FUERZA

Por todo lo explicado anteriormente, al principio del artículo, podemos deducir fácilmente que el grosor, fortaleza y vitalidad del pelo no depende de si está más corto o largo, sino de la fase del ciclo folicular en la que nos encontramos. Igualmente no es cierto que el pelo se caiga más por llevarlo más largo, como si el peso tirara de él hasta arrancarlo. Lo que si parece obvio es que un pelo más largo resulta más llamativo en el suelo que uno corto y nos puede alarmar más (espero que desde hoy no te alarmen esos pelos que encuentras en la ducha, almohada o peine,...).

10. ME HAN RECOMENDADO UN CENTRO CAPILAR QUE USA LÁSER Y OTRAS TÉCNICAS MILAGROSAS

Cuidado.

Muchos de estos centros no tiene ni personal médico entre los que valoran a los pacientes y se aprovechan de la desesperación de la gente. No existe curación para la alopecia androgenética y hay que ser precavidos a la hora de acudir a cualquier sitio para diagnosticar y tratar un problema médico.




Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Carlos (jueves, 06 octubre 2016 09:40)

    Un artículo muy instructivo

  • #2

    El abuelo no es calvo (jueves, 06 octubre 2016 11:16)

    Vas a tener un montón de nuevos amigos entre los fabricantes de champús..

  • #3

    Shato (jueves, 06 octubre 2016 21:00)

    Artículo muy recomendable y realmente interesante. Por varios motivos. Realmente parece que los encargados de tratar la alopecia son los centros que anuncian en la televisión. Parece raro relacionar la alopecia con la dermatología, y debería ser al revés. Sobre los mitos, he oído todos y he de reconocer que he creído en algunos.
    Un saludo

  • #4

    Luzma (sábado, 22 octubre 2016 14:33)

    Muy interesante el artículo...he logrado despejar dudas e ignorar mitos.